Dieta saludable no compensa el alto consumo de sal

Es posible que una dieta saludable no compense los efectos de un alto consumo de sal, relacionados con la presión arterial, sugiere un nuevo estudio.

La investigación, realizada por científicos de varias instituciones, como el Imperial College de Londres y la Northwestern University, analizó las dietas en más de 4.000 personas.

Los resultados, publicados en la revista Hypertension, mostraron que las personas que consumen mayores cantidades de sal tienen una presión arterial más alta, sin importar cuán saludable sea la dieta de una persona.

Los científicos detrás de la investigación aconsejan controlar el consumo, y que los fabricantes de alimentos reduzcan el contenido de sal en sus productos.

La presión arterial aumenta el riesgo de una serie de afecciones que incluyen ataques cardíacos y apoplejías, y se cree que tiene una serie de causas, entre las que se incluye la edad, sobrepeso y una excesiva ingesta de sal.

Anteriormente, los expertos creían que comer grandes cantidades de frutas y verduras, podría ayudar a contrarrestar el efecto de la sal, porque de alguna manera sus minerales y nutrientes afectaban los vasos sanguíneos, permitiendo la disminución de la presión arterial.

Sin embargo, aunque estos alimentos tienden a disminuir la presión arterial, la nueva investigación sugiere que no contrarrestan la influencia adversa del consumo de sal.

En el documento, el equipo estudió los datos del llamado estudio INTERMAP. Este es un estudio que se llevó a cabo entre 1997 y 1999, en el que los científicos rastrearon las dietas de 4,680 personas, de entre 40 y 59 años, en EE. UU., Reino Unido, Japón y China.

Los voluntarios fueron rastreados durante 4 días, y se tomaron dos muestras de orina durante este tiempo. También se tomaron medidas de altura, peso y presión arterial. Desde entonces, los datos del estudio se han utilizado para numerosos proyectos de investigación.

En el último documento, publicado hoy 5 de marzo, el equipo evaluó las concentraciones de sodio y potasio en las muestras de orina.

El sodio es el principal componente de la sal, mientras que el potasio, que se encuentra en las verduras de hoja verde, se ha relacionado con una presión arterial más baja.

El equipo también usó datos dietéticos para evaluar la ingesta de más de 80 nutrientes que podrían estar relacionados con la presión arterial baja, incluida la vitamina C, fibra y ácidos grasos omega-3.

Muchos de estos nutrientes se encuentran en frutas, vegetales y granos integrales.

La buena dieta no contrarrestan el daño de la sal

Los investigadores encontraron una correlación entre la presión arterial alta y una mayor ingesta de sal, incluso en personas que comían grandes cantidades de potasio y otros nutrientes.

También estimaron la ingesta de sal mediante el análisis de sodio en orina, así como el análisis de los datos de la dieta.

El límite superior recomendado de ingesta de sal en el Reino Unido es de 6 g al día, alrededor de una cucharadita.

El estudio encontró que la ingesta promedio de sal en todo el estudio fue de 10.7 g por día. La ingesta promedio para el Reino Unido fue de 8,5 g, mientras que la de Estados Unidos, China y Japón fue de 9,6 g, 13,4 g y 11,7 g, respectivamente.

El aumento de la ingesta de sal por encima de esta cantidad promedio, se relacionó con un aumento en la presión arterial.

Un incremento de 7 g adicionales (1,2 cucharaditas) de sal por encima de la ingesta promedio, se asoció con un aumento en la presión arterial sistólica de 3,7 mmHg.

La relación entre la sal y la hipertensión

La presión arterial se evalúa a través de los indicadores:

El primero, se denomina presión sistólica, y mide la fuerza con que el corazón bombea sangre alrededor del cuerpo.

El segundo se denomina presión diastólica, que es la resistencia al flujo sanguíneo en las arterias.

Idealmente, la presión arterial debe estar entre 90/60 y 120/80 mmHg. Sin embargo, reducir la presión arterial en una pequeña cantidad puede reducir el riesgo de afecciones potencialmente mortales como el accidente cerebrovascular.

La importancia de reducir el consumo de sal

La Dra. Queenie Chan, autora principal y Project Manager, the AIRLESS Study de la Escuela de Salud Pública de Imperial, dijo que la investigación muestra la importancia de reducir la ingesta de sal.

«Actualmente tenemos una epidemia mundial de alta ingesta de sal y presión arterial alta. Esta investigación muestra que no hay trucos para reducir la presión arterial. Tener una dieta baja en sal es la clave, incluso si su dieta es saludable y equilibrada

Ella agregó: «Como la mayor parte de sal en nuestra dieta proviene de alimentos procesados, estamos instando a los fabricantes de alimentos a tomar medidas para reducir la sal en sus productos».

El equipo reconoce que debido a que la información se recopiló durante cuatro días, proporciona datos de una instantánea del tiempo. Ahora esperan centrarse en estudios a largo plazo, con un mayor número de personas.


Fuente

Stamler, J., Chan, Q., Daviglus, M. L., Dyer, A. R., Van Horn, L., … Garside, D. B. (2018). Relation of Dietary Sodium (Salt) to Blood Pressure and Its Possible Modulation by Other Dietary Factors. Hypertension, HYPERTENSIONAHA.117.09928. https://doi.org/10.1161/hypertensionaha.117.09928

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies