Cirugía de derivación gástrica brinda mejor control de diabetes y obesidad que la modificación del estilo de vida

Las personas con niveles preocupantes de obesidad y control deficiente de su diabetes tipo 2 se enfrentan a dos opciones radicalmente diferentes, para mejorar sustancialmente su salud:

En un ensayo clínico controlado aleatorizado, científicos del Joslin Diabetes Center y del Brigham and Women’s Hospital, descubrieron que los pacientes tratados con una forma de cirugía bariátrica conocida como Roux-en-Y bypass gástrico, lo hicieron significativamente mejor, después de 3 años, que los pacientes que recibieron un programa de tratamiento intensivo para el control de diabetes y pérdida de peso.

«Nuestro estudio demuestra que en pacientes con obesidad leve-moderada y diabetes tipo 2, la cirugía de bypass gástrico conduce a una reducción sostenida de peso, mejora en el control glucémico y disminuyen el riesgo cardiovascular, en comparación con un programa médico de control de peso y diabetes», dijo autor principal Donald C. Simonson, MD, MPH, Sc.D., de la División BWH de Endocrinología, Diabetes e Hipertensión.

«La cirugía de derivación gástrica y el programa de intervención médica / estilo de vida no son programas de investigación, están disponibles para los pacientes en nuestras instituciones, y existen programas similares en otros hospitales y centros de atención médica».

Dados los rápidos avances en los últimos años en la entrega de estos dos tratamientos alternativos, «este tipo de información es importante para médicos y pacientes en la toma de decisiones informadas», dice Allison Goldfine, MD, jefe de investigación clínica en Joslin.

El documento proporcionó los últimos resultados del estudio SLIMM-T2D (Cirugía o Estilo de Vida con Manejo Médico Intensivo en el Tratamiento del Diabetes Tipo 2), que asignó al azar a 38 pacientes obesos con diabetes tipo 2, al tratamiento mediante cirugía en BWH o mediante un programa intensivo de gestión de estilo de vida en Joslin.

Estos participantes tenían un peso promedio de 115 kilos y un índice de masa corporal (IMC) de 36.3.

Resultados del estudio a los tres años

Después de tres años, los pacientes a los que se les realizó la cirugía, experimentaron una pérdida de peso drásticamente mayor, con un promedio de 27.5 kilos, en comparación con 5.5 kilos para aquellos sometidos a una intervención de manejo del estilo de vida.

La cohorte quirúrgica también redujo sus niveles de hemoglobina A1c (una medida de azúcar en la sangre durante varios meses) en un promedio de 1.79% en comparación con 0.39% para la cohorte de manejo del estilo de vida.

Además, los que recibieron cirugía mostraron un riesgo significativamente menor de enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular.

Aunque los pacientes que recibieron el programa de intervención sobre el estilo de vida, tuvieron un progreso inicial alentador tanto en la pérdida de peso como en el control de la diabetes, esas mejoras disminuyeron notablemente con el tiempo.

«Los pacientes que se sometieron al procedimiento de bypass gástrico tenían una capacidad superior para mantener los cambios tanto en peso como en azúcar en la sangre, y lo hicieron requiriendo menos medicamentos para su diabetes, presión arterial y lípidos», dice Goldfine.

Los dos grupos participantes en el ensayo informaron mejoras similares en la calidad de vida en general, menos angustia para sobrellevar la diabetes, y otros resultados positivos importantes.

Los que recibieron cirugía observaron un impacto significativamente mayor de la pérdida de peso, calidad de vida y mayor mejoría en el control de su función física, autoestima y rendimiento laboral.

«Como resultado de estos hallazgos, esperamos que más médicos consideren la cirugía de bypass gástrico como una opción viable para pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad leve a moderada, cuando los intentos anteriores para perder peso y mejorar el control glucémico no han sido exitosos», dijo Simonson.

Descripción de la cirugía

Sin embargo, Goldfine enfatizó que el tratamiento debe ser personalizado para todos los pacientes que luchan contra la obesidad y la diabetes, y que la cirugía de derivación gástrica no siempre es la mejor opción.

El procedimiento de bypass gástrico Roux-en-Y se realiza por laparoscopia, a través de pequeños cortes en el abdomen.

Los cirujanos construyen una pequeña bolsa en la parte superior del estómago y la conectan al centro del intestino delgado.

Descripción de los cambios en el estilo de vida

El programa intensivo de administración de estilo de vida de Joslin de 12 semanas, incluyó cambios en los medicamentos para la diabetes con el fin de mejorar la reducción de peso, intervención dietética estructurada con menos carbohidratos y mayor reemplazo de proteínas y comidas, un programa de ejercicios con énfasis en entrenamiento de fuerza y sesiones educativas y de apoyo semanales.

Tanto los procedimientos quirúrgicos como las técnicas intensivas de manejo del estilo de vida, aprovechan los principales avances médicos logrados en las últimas décadas, señala Goldfine.

«Los antiguos procedimientos quirúrgicos eran mucho más invasivos, con un riesgo quirúrgico e índices de complicaciones mucho más altas, además de mayores tasas de fracaso a través del tiempo», dice.

“Las opciones médicas también han mejorado sustancialmente, con la disponibilidad en los últimos años de nuevos fármacos para la diabetes, como los agonistas del receptor GLP-1 (péptido glucagón-1) y los inhibidores SGLT2 (co-transportador-2 de sodio-glucosa).

Estos medicamentos reducen los niveles de azúcar en sangre, el peso y tienen índices más bajos de hipoglucemia, señala.

La banda ajustable como alternativa

Otro brazo del ensayo SLIMM-T2D examina el uso de un enfoque alternativo a la cirugía bariátrica, que consiste en un procedimiento con banda ajustable.

En este procedimiento se inserta una banda alrededor de la parte superior del estómago, cuya tensión puede modificarse.

En la investigación, la cirugía de banda gástrica o el manejo intensivo del estilo de vida lograron una disminución similar de los niveles de azúcar en sangre después de un año.

Los participantes que recibieron la banda vieron una mayor pérdida de peso promedio (15 kilos vs. 9.5 kilos).

Investigaciones anteriores indicaron que la cirugía Roux-en-Y produce una mayor pérdida de peso y un mejor control de la diabetes que la cirugía de banda ajustable, pero también cambia las hormonas de manera diferente y presenta un conjunto diferente de complicaciones.


Fuente

Simonson, D. C., Halperin, F., Foster, K., Vernon, A., & Goldfine, A. B. (2018). Clinical and Patient-Centered Outcomes in Obese Type 2 Diabetes Patients 3 Years After Randomization to Roux-en-Y Gastric Bypass Surgery Versus Intensive Lifestyle Management: The SLIMM-T2D Study. Diabetes Care, dc170487. https://doi.org/10.2337/dc17-0487

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, Encuentre mas informcaion sobre como Google utiliza la cokies en su Pagina Oficial PAGINA OFICIAL DE GOOGLE

ACEPTAR
Aviso de cookies